Categorías
América Costa Oeste de Canadá y Washington (2012)

Día 15. Penticton – Vancouver

Tenemos 50.000 folletos de Pectinton, y todo lo que nos recomienda es que nos vayamos de Penticton (¿?) a las afueras y hagamos cosas como jugar al golf, hacer la ruta completa del vino, hacer montañismo… No lo entiendo… para eso tenemos tanto papel??

Habíamos venido con la promesa de nuestra útil guía de que cada día al final de Main St, frente al lago ponen un mercado de granjeros, en el que la gente saca a la venta sus productos, comida casera, utensilios varios y cosillas hechas a mano… Main pa´rriba Main pa´bajo…nada…Buscamos en la «útil» guía a ver que nos cuenta… por si nos hemos equivocado al leer y no es todos los días… Si, si, pone TODOS LOS DIAS… Bueno pues seguimos buscando, no es tarde así que no pueden haberse ido todos, ademas pone que cortan la calle, y la calle no está cortada…

Le echo un vistazo a los folletos y en uno de ellos se hace mención al tan impresionante mercado (según el Yonki-escribe guías) en un par de líneas. Lo ponen los sábados de 9-13h… Nos la ha vuelto a colar este cabron!!!

Es un pueblo pequeño así que aunque yo no me vaya a comer ni un pedazo de la puta tarta de melocotón que se me ha metido en la cabeza que me iba a comer en la tierra de los melocotones, nos damos una vuelta a ver que hay de interés… calles, y gente que conduce sus carritos.

Eso es algo curioso, la Seguridad social o lo que tengan aquí, deben regalar (si no lo regalan es incomprensible) una especie de carrito, tipo tacatá pero con rueditas, que en España lleva la gente con problemas de cadera, o problemas para andar… aquí se lo dan a todo el mundo, porque aparentemente la gente va tan pancha pero lleva un carrito con sus enseres personales (o sus bolsas de basura… ).

Lo recorremos de arriba abajo, y como toda la parte de la playa y la orilla del lago la vimos ayer, nos quedan por ver los edificios antiguos y las fotos de los primeros asentamientos del pueblo, unos cuantos edificios oficiales sin pena ni gloria y una iglesia tipo antigua pero de reciente construcción… sigo buscando una puñetera Bakery, y sigo sin encontrar nada con tartas caseras… jooooooooooooo!!!

Entramos en una tienda de discos, para que Oru disfrute un ratillo revolviendo entre los vinilos antiguos y nuevos. Cuando digo tienda de discos, digo tienda de discos, no se vendía nada mas… La tienda no es muy grande y está completamente llena de discos ordenados pulcramente de manera alfabetica dispuestos en cajas cuadradas de plástico o cartón y en los laterales de la tienda en unas baldas. Hay un par de póster musicales colgados en las paredes, pero a parte de eso no hay nada mas. NO se venden cds ni cintas de casette (jujuju) ni merchandising , ni mierdas de Justin Bieber, solo vinilos.

Oru está un ratito en busca del chollo del siglo, o de algún disco que le ponga los ojos como platos, mientras la mujer de la tienda me dice que hace muy bueno para esta época del año… conversaciones de ascensor, gran uso del vocabulario de todos los idiomas!! He estado a punto de decirle, open the door, close the windows, ya puestos a conversaciones que no nos lleven a nada… :D Oru sale un ratito después sin nada en las manos, pero sin pena que es lo mejor, la putada es cuando encuentras algo de puta madre y no te lo puedes llevar, pero este no ha sido el caso.

Qué probamos hoy?? Abóndigas (también válido almondigas, según la RAE, lo digo para los maniatiquillos toca huevos… :P) con pasta, que las hemos visto en varios sitios y están realmente buenas!!

El tomate frito de Canadá al contrario que el americano, sabe a tomate, frito, pero tomate, es algo intermedio entre el tomate triturado y el tomate frito, asi que le da un regustillo a las comidas muy bueno y ademas le da color a la comida. No como cuando haces los espaguetis con tomate natural que se queda abajo y no tiñe la comida de color rojizo :P Gran aportación a la información culinaria de Canadá, pero me pirra el tomate y a mi me llama la atención. :)

Después de esta triste noticia culinaria, nos dirigimos a Vancouver, que nos quedan 3 horitas por delante.

Ahora ya conduce Oru, y yo me pongo con mi librito (Bendito kindle!! terminé el libro anterior y he empezado el nuevo y todo en pocos gramos y 2 cm de grosor! por no hablar de que llevo con la misma carga de batería mas de un mes, usándolo un promedio de 1h / 1h y media al día, este cacharro me tiene enamorada), StephenKing es mi última elección, y me encanta, pero hay que reconocer que a veces con tanta descripción se la va la mano y a veces puedes saltarte hojas enteras sin perder el hilo argumental… Yo este libro me lo acabo por narices, pero me está costando porque actúa como la vuela ciclista en mi; a la hora estoy dando cabezadas.

En resumen que llegué como un cesto hasta la entrada de Vancouver. Gracias a Maribel, llegamos a nuestro destino, un Hostel, pero no hay sitio, segundo Hostel, no hay sitio… que pasa aquí esta todo ocupado??? Si,, todo lo que está céntrico y está bien de precio, SI.

Bueno en peores nos hemos visto, así que seguimos buscando algo que no esté muy lejos del centro, pero tampoco en el mismo centro para no tener que vender un riñón…

Podemos dormir en este motel que parece un puticlub!! Vale!! Y ahí que nos quedamos!

Me encanta cuando pagas y te dan el mando de la tv, ¿quién se dedica a robar los mandos? Y lo mas importante a cuanto se paga la tapa de las pilas que llevan por detrás los mandos?? Porque aún no he visto un alojamiento que la tenga, lo que quiere decir que se vende a buen precio y por eso la sustituyen por un celo mugriento. Gracias!!

Al poco de llegar nosotros, empiezan a llegar parejas… o solitarios hombres que se asoman cada poco a la ventana ocultándose tras la cortina… Bueno puticlub no sé, pero un motel para follar, si que es!!

La decoracion es espantosa (peor que la de los moteles en general, lo creíamos imposible pero así es!) y la tele del codiciado mando es el prototipo del inventor de la tv, ni mas ni menos (¿quién inventó la tv?). Pero está limpia, es suficiente.

Nos damos una vuelta pero ya es muy tarde, son como las 22:30h y basándos en experiencias anteriores no vamos a encontrar mucha cosa para explorar… Así que nos tomamos un helado en un McDonalds cercano, porque no tenemos hambre y no vamos a cenar, ni aquí ni en la habitación.

Aprovechamos el rato en la terracita para hacernos la ruta de mañana y la de pasado, porque estaremos dos días aquí y a ver si esta vez no caminamos de punta a punta saltándonos las cosas del medio!! :P

Ya lo tenemos, está todo estudiado, pero…uy aquí nos dice que pase lo que pase no se nos ocurra alojarnos entre el barrio chino y la calle xxxxxxx, mierda! seguro que nuestro puti-motel está en esa zona, ah pues no! estamos en una zona «segura» a pesar de que a nuestro alrededor está congregado lo mejorcito de Vancouver, jubilados colorados de tanto vinacho, hombres echos polvo con pinta de asquerosetes que te piden tabaco cada dos por tres: NO TE VOY A DAR NI UN CIGARRO MAS, Y TE VOY A HABLAR EN ESPAÑOL CUANDO TE LO DIGA OTRA VEZ, ADEMAS NO VOY A HACERTE CASO A TUS EVIDENTES GESTOS DE QUE LO QUE ME ESTAS PIDIENDO ES UN CIGARRO… Trátame como si fuera ciega y no te viera y yo no le contaré a nadie que recoges las colillas del suelo y te las fumas, vale?? Pesado!!!!!!! QUE NO! QUE SI A TU AMIGO LE HE DICHO QUE NO, TU NO ERES MAS GUAPO NI MAS LIMPIO, Y LA RESPUESTA SIGUE SIENDO LA MISMA. NO!

Después de estar en Seattle, te curas de espanto, pero aún así los piojetes saltan y yo no estoy para picores.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s